Aumento del IVA ¿medida para dinamizar ?

 Ante la inminente entrada en vigor de los nuevos tipos del IVA hemos de detenernos a pensar si es una buena elección esta medida para garantizar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad tal y como dice el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio.

Sinceramente yo creo que no, pues esta subida trae como consecuencia un descenso en el consumo interior, y por tanto abre una de las vías para que la economía no se recupere a los ritmos deseados y llegando a obtenerse resultados contrarios a los que se pretendían.

Si según el RDL 20/2012 la evolución de los ingresos públicos precisaba la adopción de medidas adicionales para sentar las bases de una recuperación económica estable y duradera creo que las medidas adoptadas van por el camino contrario: al ser el IVA un impuesto que grava el consumo, este desciende.

Un aumento impositivo, sea de la clase que sea, conlleva que disminuya el poder adquisitivo de las personas, lo que inexorablemente lleva a que las transacciones diarias disminuyan, y en consecuencia que la recaudación y los ingresos públicos sean inferiores.

Es una opinión particular y creo que el fin último de la subida del IVA han sido las exigencias de los socios Europeos y así se deja traslucir en la exposición de motivos del RDL 20/2012 al decir claramente que “  la Comisión Europea ha venido manteniendo en distintos informes la necesidad de que España eleve los tipos de gravamen y amplíe la base del tributo, a fin de buscar el alineamiento de nuestro país con la del resto de socios europeos, donde el tipo medio del impuesto se sitúa en una franja comprendida entre un 15 y un 25 por ciento, frente al tipo medio en España que se sitúa en el 12,2 por ciento.”

 Dicho lo anterior, a partir del 1 de septiembre el Impuesto sobre el Valor Añadido pasa a ser con carácter general del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%, manteniéndose el superreducido en el 4%, e introduciéndose modificaciones con la elevación del tipo reducido del 8% al general del 21%.

 Para aclarar todo esta situación creada, la Dirección General de Tributos dictó  el  2 de agosto pasado una resolución intentado clarificar ciertos detalles.(BOE, núm. 187 de 6 de agosto de 2012)

 Así la situación queda con una elevación del los tipos impositivos del IVA en algunas de las categorías de bienes y servicios que hasta el día 1 disfrutaban de un tipo reducido:

  • Entregas de bienes
  • Las flores y las plantas vivas de carácter ornamental, es decir  aquellas que por su naturaleza y características se cultivan y se comercializan para ser destinadas con propósitos decorativos, tanto para ser plantadas en el exterior, como planta de interior o para flor cortada, ya sean vendidos en maceta, contenedor, cepellón o raíz desnuda, pero seguirán tributando al tipo reducido del 10% las semillas, bulbos, esquejes y otros productos de origen exclusivamente vegetal susceptibles de ser utilizados en la obtención de flores o plantas vivas.” al igual que los árboles y arbustos frutales, plantas hortícolas y las plantas aromáticas utilizadas como condimento.
  • Importaciones de objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.
  • Entregas y adquisiciones intracomunitarias de objetos de arte cuyo proveedor sea el autor o derechohabientes o empresarios no revendedores con derecho a deducir

 · Prestaciones de servicios

  • Servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas, salas de fiesta, barbacoas u otros análogos. Se incluyen todos aquellos prestados por salas de bailes, salas de fiestas, discotecas y establecimientos de hostelería y restauración en los que, conjuntamente con el suministro de alimentos o bebidas, se ofrecen servicios recreativos de cualquier naturaleza, tales como espectáculos, actuaciones musicales, discoteca, salas de fiesta, salas de baile y karaoke. Por tanto no estarán incluidos los servicios de hostelería, acampamento, balneario y de restaurantes; solo se les aplicaría el tipo general si conjuntamente prestan un servicio recreativo.

La resolución dice de forma expresa que: En particular, tributarán al tipo general del 21 por ciento, entre otros:

– los servicios de discotecas, clubs, cena espectáculo, sala de fiestas, sala de baile, sauna, piscina, balneario, utilización de pistas o campos deportivos, etc., prestados por los hoteles a sus clientes, siempre que no tengan carácter accesorio o complementario a la prestación del servicio de hostelería y se facturen de forma independiente al mismo,

– servicios de discoteca, cena espectáculo, salas de fiestas, tablaos-flamencos, karaoke, salas de baile y barbacoa,

– servicios de hostelería prestados por cafés-teatro, cafés-concierto, pubs y cafeterías simultáneamente con actuaciones musicales y similares. Como excepción, tributarán al tipo reducido del 10 por ciento, los suministros de comidas y bebidas para consumir en el acto efectuadas en los días y horas en los que no se presten simultáneamente servicios musicales o de espectáculo.

Por el contrario, tributarán al tipo reducido del 10 por ciento, entre otros:

– los servicios de hostelería o restauración prestados en bares o cafeterías donde estén instaladas máquinas recreativas o de azar, así como juegos de billar, futbolín, dardos, máquinas de juegos infantiles, etc.,

– los servicios de bar y restaurante prestados en salas de bingo, casino y salas de apuestas,

– el servicio de hostelería o restauración conjuntamente con el servicio accesorio de actuación musical, baile, etc., contratado en la celebración de bodas, bautizos y otros eventos similares.

  • La entrada a teatros, circos y demás espectáculos, parques de atracciones, parques zoológicos, exposiciones, visitas a monumentos y parques naturales.
  • Servicios prestados por artistas personas físicas. Pero mantienen la exención del Impuesto los servicios profesionales prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores, incluidos aquellos cuya contraprestación consista en derechos de autor.
  • Servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte, así están incluidos los servicios prestados por los club náuticos, escuelas de vela, actividades relacionadas con deportes de aventura, boleras, hípica, cuotas gimnasios, uso de pistas, campos e instalaciones deportivas, clases para la práctica del deporte o la educación física (clases de tenis, pádel, pilates, etc…) y el alquiler de equipos y material para la práctica deportiva
  • Los servicios funerarios.
  • La asistencia sanitaria dental y curas termales que no gocen de exención, es decir que tributaran al  tipo general los servicios de depilación láser, dermocosmética y cirugía estética, mesoterapia y tratamientos para adelgazar, masajes prestados por fisioterapeutas, servicios de nutrición y dietética, prestados por profesionales médicos o sanitarios debidamente reconocidos, y realizados al margen del servicio médico de diagnóstico, prevención o tratamiento de enfermedades.

También tributaran al tipo general del 21% los informes periciales de valoración del daño corporal  y la expedición de certificados médicos que tengan como fin valorar la salud de una persona al  objeto de hacer un seguro de vida o ser presentados en un procedimiento judicial; los servicios prestados por veterinarios salvo que sean a favor de titulares de explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas.

Siguen exentos del impuesto los servicios prestados por estomatólogos, odontólogos, mecánicos dentistas y protésicos dentales, siempre y cuando se refieran actividades relacionadas con su profesión

  • Los servicios de peluquería.
  • Servicios de radiodifusión y televisión digital.
  • Excluye del Régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, las entregas de objetos de arte adquiridas a empresarios o profesionales distintos de los revendedores que  pasan de tributar del  8% al 21%.

Se excluye de los bienes que tributan al tipo reducido del 4 por ciento “los objetos que, por sus características, solo puedan utilizarse como material escolar”, es decir y según la resolución de 2 de agosto tributaran al 4 %  los álbumes, partituras, mapas y cuadernos de dibujo, así como los libros escolares y  resto de libros, periódicos y revistas.

Tributaran al tipo general el material didáctico de uso escolar, incluidos los puzzles y demás juegos didácticos, mecanos o de construcción; el material escolar, incluidos, entre otros, los portalápices, agendas, cartulinas y blocs de manualidades, compases, papel coloreado y para manualidades, plastilina, pasta de modelado, lápices de cera, pinturas, témperas, cuadernos de espiral, rollos de plástico para forrar libros y el material complementario al anterior y las mochilas infantiles y juveniles escolares.

El material de oficina que se consideraba que no era de uso exclusivo escolar, como los folios blancos, bolígrafos, lapiceros grapadoras, taladradoras, pósit, «tippex», pegamentos, tijeras, taladradoras, organizadores, gomas de borrar, sacapuntas, carpetas de gomas, rotuladores, marcadores, reglas, plumieres, etc., y las mochilas distintas de las escolares.

Viviendas

El tipo impositivo aplicable a la entrega de edificios o partes de los mismos aptos para su utilización como viviendas, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades, y anexos en ellos, pero hay que tener en cuenta lo dispuesto en la mencionada resolución de 2 de agosto, según la cual: “ hay que tener en cuenta que la disposición transitoria cuarta del Real Decreto-ley 9/2011, de 19 de agosto, de medidas para la mejora de la calidad y cohesión del sistema nacional de salud, de contribución a la consolidación fiscal, y de elevación del importe máximo de los avales del Estado para 2011, en la redacción dada por el Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, estableció que «hasta el 31 de diciembre de 2012, se aplicará el tipo reducido del 4 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido a las entregas de bienes a las que se refiere el número 7.º del apartado uno.1, del artículo 91 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido».

La disposición transitoria cuarta del Real Decreto-ley 9/2011 sigue vigente, dado que no ha sido derogada por el aludido Real Decreto-ley 20/2012. Por tanto, cabe concluir que las entregas de viviendas a que se refiere el número 7.º del apartado uno.1 del artículo 91 de la Ley 37/1992, que determinen una operación sujeta a IVA, cuyo devengo se produzca con anterioridad a 1 de enero de 2013, aplicarán el tipo impositivo del 4 por ciento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Copyright. Bufete Picó 2012. Todos los derechos Reservados.HDV