Category Archives: Emprendedores

Ley de Emprendedores- I

Emprendedor.- Conforme a la reciente ley aprobada, ley 14/2013 de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, se entiende como emprendedor como aquella persona que desarrolla una actividad económica productiva en los términos de la Ley, con independencia de que sea una persona física o jurídica, y dentro del ámbito empresarial o profesional. Se pretende así, y creo que con buen criterio, que quepa dentro del concepto el mayor número de empresas, con independencia del tamaño y de la etapa empresarial en que se encuentren, dejando a salvo que algunas medidas se restringen a ciertos emprendedores en función de su tamaño o de la etapa en que se encuentren.

En ésta Ley se crea el Emprendedor de Responsabilidad Limitada, gracias a la cual las personas físicas podrán evitar que la responsabilidad derivada de sus deudas empresariales afecte a su vivienda habitual, siempre que esta no supere el valor de 300.000€ ó de 450.000€ en poblaciones superiores al millón de habitantes, debiendo necesariamente de inscribirse en el Registro de la Propiedad para poder beneficiarse de ésta responsabilidad.

Para tener la condición de Emprendedor de Responsabilidad Limitada debe de tener publicidad y esta se consigue mediante la inscripción como tal en el Registro Mercantil; en el tráfico empresarial deberá de figurar esta condición, que podrá hacerse incluyendo las siglas “ERL”.

Los ERL pueden perder la limitación de la responsabilidad en el caso de que incumplan la obligación de presentar las cuentas anuales correspondientes a su actividad profesional a las que está obligado como consecuencia de convertirse en Emprendedor de Responsabilidad Limitada.

Las personas que opten a partir de ésta ley por ser Emprendedor de Responsabilidad Limitada no dejarán de responder con su vivienda habitual por las deudas adquiridas con anterioridad a su inscripción en el Registro Mercantil, acto constitutivo de la condición de ERL, salvo que los acreedores presten su consentimiento de forma expresa. Ser Emprendedor de Responsabilidad Limitada no tiene carácter retroactivo (cosa por otra parte lógica dada la inseguridad jurídica que podría haber causado de aplicarse con carácter retroactivo), hecho muy importante que debe de ser tenido en cuenta por todo emprendedores que se acoja a la nueva legislación.

 Con esta Ley aparecen las Sociedades Limitadas de Formación Sucesiva, que consiste en la posibilidad de constituir una sociedad limitada con un capital social inicial inferior al mínimo legal de 3.000€ y sin necesidad de acreditar la realidad de la aportación dineraria, pero como contrapartida lleva ciertas obligaciones, como son el destinar un mínimo del 20% del beneficio a reserva legal, el no poder repartir dividendos si el valor del patrimonio neto no es inferior al 60% del capital legal mínimo  después de cubrir las reservas legales y estatuarias.

Mientras la cifra del capital social sea inferior al mínimo legal, en los estatutos de la Sociedad deberá constar que está sujeta al régimen de formación sucesiva.

La ley también regula para el inicio de la actividad Emprendedor los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE), cuya finalidad es la agilización de los trámites mediante estas ventanillas únicas, pudiendo constituirse en emprendedores también de forma ágil mediante la utilización de medios telemáticos.

La ley prevé un mecanismo de negociación extrajudicial de deudas de empresarios y tendente a alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos, para ello se hace una modificación de la Ley Concursal, Ley 22/2003 de 9 de Julio, con un periodo de vacatio legis de 20 días y en la que aparece la figura del Mediador Concursal, definido como profesional idóneo e independiente con el fin de alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos entre el empresario y su acreedores, evitando la declaración del concurso, convirtiéndose en la figura central del acuerdo extrajudicial de pagos, y el cual se convertirá, en su caso, en el administrador concursal. Como dice la exposición de Motivos de la Ley 14/2013 de 27 de septiembre: “En la situación económica actual, son necesarios tanto cambios en la cultura empresarial como normativos, al objeto de garantizar que el fracaso no cause un empobrecimiento y una frustración tales que inhiban al empresario de comenzar un nuevo proyecto y pase a ser un medio para aprender y progresar.”

Aunque con posterioridad se profundice en otros aspectos de la Ley, hemos de resaltar la posibilidad de acogerse al criterio de caja en el IVA, consistente en que el IVA se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos, y en el caso de que se no se haya producido , el devengo se producirá el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación, a este criterio podrán acogerse los sujetos pasivos cuyo volumen de operaciones no supere los 2.000.000€

© Copyright. Bufete Picó 2012. Todos los derechos Reservados.HDV